Consejos para llevar una alimentación saludable

Sin duda, seguir un estilo de vida saludable es muy beneficioso para la salud, pero cambiar viejas costumbres puede ser muy difícil, en especial porque muchas comidas actuales son adictivas, como la comida rápida o chatarra, o porque muchas veces los alimentos saludables son más caros que la comida rápida.

Un estudio que se hizo en Estados Unidos demostró que la comida chatarra es mucho más barata y accesible que la comida saludable, por ejemplo, una bebida gaseosa de medio litro cuesta un dólar, mientras que el agua mineral sin gas, también de medio litro, cuesta un dólar y medio.

En cuanto al acceso a la comida sana en el mismo país, son muy pocos los mercados que existen y casi todo se vende en supermercados que venden frutas y verduras a precios más elevados.

De todos modos, es bueno localizar dónde hay algún mercado que venda frutas y verduras ya que los precios son más bajos y se consiguen una gran variedad de alimentos.

Para mantener una buena salud es vital agregar a nuestra dieta una mayor cantidad de verduras y frutas, incorporar más proteínas y consumir menos carbohidratos y grasas, no se deben eliminar ya que son vitales para el buen funcionamiento de nuestros cuerpos, sólo hay que consumirlos en menos cantidad.

Otro punto a tener en cuenta es el horario en que comemos y las cantidades. En el desayuno es importante comer proteínas, la avena, los huevos, la leche y el pavo son excelentes fuente de proteínas, acompañar con un trozo de pan integral para tener carbohidratos saludables.

En el almuerzo consumir una proteína magra, pavo, pollo, pescado y carne (removiendo la mayor cantidad de grasa posible) acompañada de un carbohidrato como una papa o una porción (media taza) de arroz o fideos integrales, y muchas verduras de todos los colores para mantener los nutrientes balanceados.

Para la cena se puede repetir el almuerzo quitándole el carbohidrato, ya que luego nos vamos a dormir y no alcanzamos a quemar esas calorías por completo.

Como meriendas consumir una fruta (no jugo natural de fruta), frutos como nueces o almendras (un puñado es suficiente) o simplemente comer más verduras, los palitos de zanahoria o apio son muy buenos ya que tienen pocas calorías y el sonido que hacen al morderlos le dice al cerebro que están comiendo algo contundente logrando saciar la mente además del cuerpo.

 

Deja un comentario